Buscar
  • Pedro Avila

Como estamos hoy delante del Señor?


Delante del Señor, árbol

Como estamos hoy delante del Señor? Si él viniera hoy, realmente estamos preparados para ese momento?


A mí, en lo personal me preocupa que en ese momento mi vida espiritual y física este en desventaja. La situación espiritual y física están muy ligados entre sí: lo que yo haga mal en la parte física, afecta mucho a lo espiritual y lo que yo haga en la parte espiritual, también afecta a la vida física.


En la parte física tan solo una mala intención del corazón, o una mentira, nos pone en desventaja.


Es muy cierto que Jesús vino a rescatarnos y a pagar un precio muy alto por todos nuestros pecados, pero que hay de la omisión? (Es decir cuándo ya sabemos lo que representa lo malo y lo seguimos haciendo?) Qué hay de lo que nuestra boca habla cosas que no debe hablar? Qué hay de las mentirillas piadosas? Qué hay de nuestra ausencia de la iglesia, cuando el Señor nos llamo a congregarnos?


No todo esta bien en nuestra vida, hay muchas cosas que debemos cuidar y alinear, hay muchas cosas que debemos dejar de hacer y otras tantas que tenemos que comenzar a rehacer. Reflexiona por un momento y no solo escribas amen, mejor piensa y reflexiona. Haz el bien por un mal. Benefíciate de la Gracia y de la Misericordia de Dios.


1 de Tesalonicenses 4:13-18

13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.
0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo