Buscar
  • Pedro Avila

Dios? Donde está? La pregunta interior!

Actualizado: 11 ene 2021

En este tiempo de fiestas y regalos y convivencia muchas personas tienden a pasar por depresión o tristeza, al recordar al ser querido o familiar que ya no está con nosotros o simplemente porque sentimos que no somos felices como las personas que miramos reír a un lado de nosotros. Es como un vacío dentro de nosotros y ese lo llevamos donde sea, nuestra alma tiene un rostro y refleja lo que somos o pasa por dentro.


Cuantas veces recordamos a alguien que fue cercano a nosotros, estuvimos sentados oyendo alguna melodía, tal vez el mejor amigo de infancia o compañero de escuela, alguien que en su momento especial para nosotros, con ello se presenta la nostalgia, o que tal un día nublado con lluvia y frió especialmente por la tarde, sé de personas que han llorado en el momento y se quedan enganchadas en el recuerdo. En el alma están todos los recuerdos, los buenos y los malos, lo que somos y lo que hemos vivido, es como un libro. Alguien dirá que están en la mente y no voy a debatir en ello, pero cuando estamos tristes y nuestra alma se abate no es en la mente es en el alma donde está lo que realmente nos pasa o hace sentir mal.


Lamentaciones 3:20

20 Lo tendré aún en memoria, porque mi alma está abatida dentro de mí;

En este tiempo mas que antes hombres y mujeres están experimentando la soledad, el desamor humano y no hablo de un desamor de pareja, de un desamor falto de calidez humana, frialdad, apatía, es decir no nos interesan los demás, no hay motivación. En estas circunstancias necesitamos el abrazo de Dios, nos falta la fuerza de Dios para sacar de ese estado a nuestra alma, el amor de Dios lo necesitamos inmediatamente.


2 de Corintios 4:16-18

16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Veamos desde la perspectiva de Dios. El desmayo produce desgaste por fuera de nosotros, sin embargo en nuestro interior se renueva cada día con la esperanza y el amor de Dios. Una tribulación nos produce un animo y fortaleza. Las cosas que podemos ver y sentir producirán tal vez alguna alegría o simplemente sentirnos bien, pero si confiamos en las promesas de Dios, las que no se ven nos llevaran a la vida eterna.


Deja a un lado la tristeza, la nostalgia y los malos recuerdos. Sé feliz y que tu corazón se llene de alegría. Feliz año 2021.


Couple Happy in Snow

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo